Última actualización: 24-06-2020

Prevención y tratamiento del cáncer colorrectal

En este módulo se ofrece información básica y fiable sobre prevención y tratamiento del cáncer colorrectal, como signos y síntomas, proceso de diagnóstico y tipos de tratamiento. También se encuentra información sobre su detección precoz. Asimismo se proponen algunos recursos y recomendaciones. Todo ello para afrontar la decisión de participar en los programas de detección precoz que ofrece el Sistema Nacional de Salud.

En este módulo encontrará experiencias de prevención de personas sanas. Estas personas han participado en algún programa de detección precoz del cáncer colorrectal en distintas comunidades autónomas. Así también encontrará experiencias de personas diagnosticadas de cáncer colorrectal a través de un programa de detección precoz u otras vías.

También puede acceder a una Herramienta de Ayuda para la Toma de DecisionesAllí hay información sobre el cáncer colorrectal y al mismo tiempo se halla documentación sobre programas de detección precoz disponibles. Esta herramienta podrá compartirla con sus profesionales sanitarios (profesionales de la medicina, enfermería de atención primaria o atención especializada). Es una forma de conocer y elegir la opción que mejor se adapte a usted.

¿Qué es el Cáncer Colorrectal?

El cáncer colorrectal es el tipo de cáncer que tiene lugar en el  colon  o  recto. Generalmente, se desarrolla a partir de  pólipos, un crecimiento anormal de las células de la  mucosa  que lubrica el interior del colon y recto. Solo algunos tipos de pólipos son cancerosos, pero su presencia aumenta la probabilidad de tener cáncer colorrectal en el futuro.

El cáncer colorrectal afecta por igual a hombres y mujeres a cualquier edad, pero se considera que a partir de los 50 años aumenta el riesgo de padecerlo.

En Europa, el cáncer colorrectal es el  tumor maligno más frecuente cuando se tienen en cuenta ambos sexos, con más de 400.000 personas afectadas anualmente. Sólo en España se diagnostican unos 28.000 nuevos casos cada año (aproximadamente 30-40 por cada 100.000 habitantes). Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el cáncer colorrectal  no sólo es el más habitual, sino también la segunda causa de muerte por cáncer. Es el segundo tipo de cáncer que más se da entre las mujeres (después del cáncer de mama) y el tercero entre los hombres (tras los de próstata y pulmón).

¿Se puede prevenir? Detección precoz del cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal es uno de los pocos cánceres, junto con el cáncer de mama, que permite su prevención a través de la detección precoz. Si se detecta a tiempo, en una etapa inicial, el cáncer de colon es tratable y se puede curar en un 90% de los casos.

Generalmente, el cáncer colorrectal se desarrolla a partir de pólipos, un crecimiento anormal de las células de la mucosa que lubrica el interior del colon y recto. Solo algunos tipos de pólipos son cancerosos, pero su presencia aumenta la probabilidad en el futuro de tener cáncer colorrectal. En la mayoría de los casos las células anormales tardan entre 10 y 15 años en transformarse en cáncer colorectal.

La evidencia científica internacional recomienda la participación en programas de detección precoz dirigidos a hombres y mujeres de entre 50 y 69 años. En España, se están llevando a cabo estos programas en varias Comunidades Autónomas. Existen programas implantados en la Comunidad Valenciana, Canarias, Cantabria, Cataluña, La Rioja, País Vasco y la Región de Murcia, Andalucía, Aragón, Castilla-León, Extremadura, Galicia y Navarra, en diferente grado de desarrollo. Para más información, puede acceder a la página de la Red de Programas de Cribado de Cáncer, disponible también en el apartado Recursos de información y apoyo.

Estos programas de detección precoz del cáncer colorrectal consisten en la realización de un Test para detectar Sangre Oculta en Heces (TSOH) cada dos años. El test lo realiza la propia persona en su domicilio tomando una muestra de sus heces, que luego entrega para que sea analizada por personal cualificado. Cuando el resultado de la prueba es positivo (es decir, que existe sangre en las deposiciones), se hace una colonoscopia para diagnosticar el origen del sangrado (que puede deberse a diversos problemas de salud tales como hemorroides, pólipos, tumor maligno…).

La colonoscopia puede ser complementada con otras pruebas si su especialista estima que los resultados no son concluyentes: sigmoidoscopiaenema opacocolonografía por tomografía computarizada (colonografía-TAC).

En muchos casos, las pruebas de detección también pueden prevenir el cáncer colorrectal por completo, ya que algunos pólipos pueden ser encontrados y extirpados durante el examen por colonoscopia o sigmoidoscopia, antes de que tengan la oportunidad de convertirse en cáncer.

Para aquellas personas que tienen antecedentes familiares de cáncer colorrectal se recomienda la realización de un estudio y consejo genético.

Conozca más acerca de las pruebas de detección de cáncer colorrectal a través de las Experiencias de ciudadanos y pacientes.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer colorrectal puede comenzar sin manifestar síntomas por ello se recomienda la realización de pruebas de detección precoz. Si aparecen síntomas, estos pueden incluir:

  • Cambios en los hábitos de evacuación
  • Diarrea, estreñimiento, vómitos
  • Pérdida de peso sin explicación
  • Cansancio constante
  • Sangre (rojo vivo o muy oscura) en las heces
  • Gases frecuentes con dolor
  • Sensación de estar lleno y a veces retortijones

Sin embargo, estos síntomas también pueden estar relacionados con otros problemas de salud. Si usted o sus familiares o conocidos experimentan cualquiera de ellos, hable con su médico. Sólo profesionales  de la medicina pueden determinar la causa de estos síntomas.

¿Qué lo puede causar?

Muchos estudios han demostrado que existe una serie de factores que incrementan el riesgo de que se desarrolle cáncer colorrectal. Los factores de riesgo conocidos incluyen:

  • Edad: El cáncer colorrectal ocurre más frecuentemente en aquellas personas de 50 años o más, aunque esto no significa que no pueda afectar a personas más jóvenes.
  • Pólipos colorrectales: Los pólipos son crecimientos anormales de tejido en el colon o el recto. La mayoría de pólipos no son cancerosos (malignos), pero ciertos tipos se pueden convertir en cáncer. El encontrar y extraer pólipos puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. Aprenda más sobre pólipos colorrectales en el apartado ¿Qué tipo de tumores existen?
  • Antecedentes familiares: Los familiares consanguíneos cercanos (padres, hermanos o hijos) de una persona con historia de cáncer colorrectal pueden tener más riesgo de desarrollar este tipo de cáncer. Por otro lado, ciertas afecciones hereditarias como lapoliposis adenomatosa familiar y el cáncer de colon hereditario sin poliposis (CCHSP, llamado Síndrome de Lynch), también se relacionan con una alta probabilidad de padecer cáncer colorrectal.
  • Antecedentes personales de cáncer: Una persona que haya tenido cáncer colorrectal puede desarrollar el cáncer por segunda vez. Además, tiene más probabilidades de desarrollarlo si ha padecido otro tipo de cáncer anteriormente (en particular cáncer de mama, endometrio u ovario).
  • Antecedentes personales de enfermedades inflamatorias: Aquellas personas que hayan padecido o padezcan enfermedades como la colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer colorrectal.
  • Dieta: Las dietas ricas en grasas (especialmente grasas saturadas de origen animal) y pobres en calcio, ácido fólico y fibra pueden incrementar el riesgo de padecer cáncer colorrectal. Se necesita más investigación para entender cómo la dieta influye sobre el riesgo de padecer este tipo de cáncer.
  • Tabaquismo: Una persona fumadora puede tener más riesgo de desarrollar pólipos y, por tanto, cáncer colorrectal.

¿Qué tipos de tumores existen?

El tipo de tumor más frecuente en el cáncer colorrectal es el adenocarcinoma (aparece en el 90-95 % de los casos), una clase de tumor que empieza en las células de la mucosa que lubrica el interior del colonrecto. La gran mayoría de los tumores malignos colorrectales se desarrollan sobre lesiones ya existentes en la mucosa, como pueden ser pólipos o enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa o la Enfermedad de Crohn. El cáncer que aparece en una mucosa sana es excepcional.

Generalmente, el cáncer colorrectal se desarrolla lentamente durante varios años. Antes de que se origine un cáncer, normalmente se forma en el revestimiento interno del colon o del recto un crecimiento anormal de tejido o pólipo, un tipo de tumor por lo general benigno (no canceroso). Algunos pólipos (no todos) pueden transformarse en cáncer, y la probabilidad de que lo hagan depende de la clase de pólipo:

  • Los pólipos adenomatosos (adenomas) son pólipos que tienen el potencial de transformarse en cáncer, razón por la que se les considera una afección precancerosa.
  • Los pólipos inflamatorios y los pólipos hiperplásicos, por lo general, no son precancerosos, aunque algunos investigadores consideran que los pólipos hiperplásicos pueden convertirse en precancerosos o pueden ser un signo de un mayor riesgo de adenomas y cáncer, particularmente cuando estos pólipos crecen en una determinada parte del colon conocida como colon ascendente.

Existen, además, otros tipos de tumores menos comunes que pueden localizarse en el colon y el recto y que no se incluyen, por definición, en el cáncer colorrectal. Tienen una forma de comportarse muy diferente y un enfoque terapéutico totalmente distinto:

  • Sarcomas: son tumores originados en los vasos sanguíneos, así como en el tejido muscular y conectivo (de unión) de la pared del colon y del recto.
  • Linfomas: cáncer de las células de defensa del estómago e intestino.
  • Tumores carcinoides: cáncer de las células productoras de hormonas del aparato digestivo.
  • Melanomas: se trata de un tipo de tumor generalmente cutáneo, pero también puede darse en el intestino. Es altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis.
  • Tumores del estroma gastrointestinal: se originan a partir de unas células de la pared del colon llamadas células intersticiales de Cajal, que coordinan la motilidad (movimiento) gastrointestinal.

¿Qué tratamientos existen para el cáncer colorrectal?

Existen varias opciones de tratamientos para cáncer colorrectal, siendo las principales la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, que pueden utilizarse de manera combinada o no.

Como en otros cánceres, los tratamientos para cáncer colorrectal se centran en el objetivo de aumentar las posibilidades de curación  y para ello se requiere un enfoque multidisciplinar, es decir, un tratamiento múltiple en el que intervienen profesionales sanitarios de varias especialidades: cirugúa, oncologíaradiología, enfermería y psicooncología.

En la elección de los tratamientos para cáncer colorrectal más adecuados para un paciente, se tienen en cuenta diversos factores:

  1. Factores dependientes del paciente: edad, estado general, otras enfermedades importantes; además de la voluntad y decisión del propio paciente.
  2. Factores dependientes del tumor: zona del colon o recto donde está el cáncer, grado de desarrollo, tipo de tumor, si está adherido a otros tejidos, etc.
  3. Factores dependientes del tratamiento: tipo de cirugía, tolerancia y eficacia de la quimioterapia o de la radioterapia.

Conozca más acerca de los tratamientos de cáncer colorrectal a través de las Experiencias de ciudadanos y pacientes.

¿Cómo ayudar al paciente de cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal altera la vida familiar y social de la persona afectada. Y muchas veces la pregunta es cómo ayudar a la persona con cáncer colorrectal, pues la enfermedad provoca cambios en la comunicación y en las relaciones afectivas. El cáncer colorectal se puede detectar en sus etapas iniciales e incluso prevenir por completo a través de pruebas de detección precoz.

Ante el diagnóstico de cáncer, familiares y amistades pueden llegar a sentirse desorientados a la hora de acompañar en su proceso a la persona afectada. En esta sección se ofrecen algunas pautas para que usted pueda ayudar a personas que hayan sido diagnosticadas de cáncer colorrectal.

Prevenir
  • Infórmese de los riesgos y causas del cáncer colorectal en las secciones: ¿Qué lo puede causar? ¿Se puede prevenir? Diagnóstico precoz del cáncer colorrectal.
  • A partir de los 50 años, existe especial riesgo de desarrollar cáncer colorectal. Si es mayor de esta edad, realice las pruebas de detección precoz periódicamente. El Sistema Nacional de Salud en España recomienda realizar un test para detectar Sangre Oculta en Heces (TSOH) cada dos años.
  • Si su padre/madre, hermano/hermana o hijo/hija han padecido cáncer colorectal o si usted padece enfermedades inflamatorias, como la  Enfermedad de Crohn o la  colitis ulcerosa, puede que le recomienden pruebas antes de los 50 años.
  • Anime y acompañe a sus familiares y amistades a realizarse estas pruebas.
  • Un estilo de vida saludable puede prevenir la muerte por cáncer. Mantener el peso adecuado, comer bien y permanecer activo pueden ayudar a reducir los riesgos.
Ante la enfermedad

Pedir información

  • Trate de acompañar a la persona afectada a las visitas médicas, ya que es una manera de brindarle apoyo. Además, el impacto del diagnóstico y los efectos de los tratamientos conllevan que muchas veces la persona no esté receptiva para asimilar la información suministrada por los profesionales sanitarios. Aunque usted tome nota de estas cuestiones, evite tomar decisiones que le corresponde tomar a la persona junto a su médico. Por otro lado, durante la visita médica, los profesionales sanitarios podrán ofrecerle pautas para el cuidado de sus familiares o amistades.
  • Conocer más acerca del cáncer colorrectal le permitirá ayudar de forma más precisa y personalizada a la persona afectada, adaptando los cuidados a sus características específicas y a los tratamientos que recibe.
  • Las Asociaciones de Pacientes y Grupos de Ayuda Mutua pueden brindarle información confiable, además de la que pueden ofrecerles los profesionales sanitarios.

Comunicación

  • La comunicación con la persona afectada de cáncer colorrectal puede verse perjudicada. Es necesario que reflexione sobre estos cambios, en lugar de ignorarlo o dar por sentado que “es lo normal”.
  • Pregunte explícitamente a la persona cómo se le puede ayudar, evitando atribuirle un rol pasivo.
  • Escuche a la persona afectada, favoreciendo la expresión de los sentimientos sin presionar, sin provocar.
  • Respete en todo momento los sentimientos y estados anímicos de su ser querido, tratando de no interferir sobre ellos (por ejemplo, juzgándolos).
  • Tenga en cuenta que tranquilizar a la persona afectada no significa ignorar o minimizar la enfermedad, por lo tanto evite “hacer como que no ha pasado nada o que todo está bien” y demuéstrele a la persona que está a su lado para darle apoyo.

Acompañar

  • Tenga en cuenta que las necesidades de la persona varían a lo largo del proceso de la enfermedad. Esté atento a los cambios físicos y emocionales que experimente la persona, ya que pueden requerir por su parte ajustes en la forma de acompañamiento.
  • Es habitual que la atención de la familia y amistades se concentre en las primeras fases de la enfermedad y que vaya decreciendo a medida que el paciente acepta la enfermedad. Reparta sus momentos de cuidado, para evitar que la persona llegue a sentirse sola.
  • Recuerde que el cáncer colorrectal puede considerarse una condición crónica que no finaliza cuando se acaban los tratamientos, pues aún queda realizar un seguimiento periódico. Por tanto, la persona afectada puede requerir de su atención y compañía “una vez que todo ha terminado”.
  • Acuérdese que tanto un ambiente de excesiva sobreprotección como minimizar la gravedad de la enfermedad son contraproducentes.
  • Intente ayudar a la persona afectada a recuperar su vida cotidiana: celebrar los cumpleaños, reanudar las actividades de ocio y tiempo libre, recibir amistades, etc.
  • El cáncer colorrectal puede implicar cambios en los roles familiares y en la distribución de las responsabilidades domésticas y familiares. Busque junto a su familiar la mejor solución para hacer frente a la nueva situación, no dando por sentado lo que es “más conveniente para él/ella”.

Buscar apoyo

  • Las personas más cercanas a quienes padecen cáncer colorrectal pueden desarrollar una gran preocupación por su familiar, amigo o amiga, temiendo por su vida. Por ello, es necesario que estas personas, aunque asuman el papel de cuidadores o cuidadoras, no descuiden sus momentos de descanso y de ocio.
  • Es recomendable que usted comparta con otras personas de su entorno los sentimientos que la enfermedad de su ser querido le producen. Esto le ayudará a reconocerlos y a manejarlos mejor.
  • Los familiares y allegados también pueden encontrar apoyo en las Asociaciones de Pacientes y Grupos de Ayuda Mutua.
  • También puede requerir la asistencia de un psicooncólogo que le ayude a aceptar y a afrontar la enfermedad de su familiar, amigo.

Experiencias de pacientes

En esta sección encontrará experiencias de ciudadanos y personas que han participado en algún programa de detección precoz del cáncer colorrectal y que comparten su vivencia a través de entrevistas realizadas por nuestro Equipo de Investigación. Bajo el título de ‘Experiencias de usuarios y pacientes en cáncer colorrectal’ se recopilan los testimonios de personas que cuentan su experiencia desde que recibieron la invitación a participar en el programa hasta que obtuvieron los resultados de sus pruebas.

En esta sección encontrará también las experiencias de personas que han sido diagnosticados de cáncer colorrectal por vías distintas a los programas de detección precoz ofrecidos por el Sistema Nacional de Salud. Las personas entrevistadas comparten su vivencia del cáncer colorrectal desde el momento en que aparecieron los primeros signos y síntomas, hasta que fueron diagnosticadas y recibieron el tratamiento, relatando el impacto que esta enfermedad ha tenido en las diferentes dimensiones de sus vidas.

Asimismo, el equipo de investigación ha entrevistado a personas que, habiendo sido invitadas a participar en un programa de detección precoz del cáncer colorrectal, optaron por no hacerlo. Las personas entrevistadas exponen las razones que motivaron esta decisión.

En esta sección ‘Experiencias de ciudadanos y pacientes en cáncer colorrectal’ se presentan además otros recursos que pueden servir de ayuda a personas afectadas, familias, personas cuidadoras y profesionales sanitarios para conocer y afrontar el cáncer colorrectal.

Toda la información que encuentra en este módulo procede de una investigación cualitativa desarrollada por el equipo interdisciplinar de especialistas en ciencias sociales y biomédicas del Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud (Equipo de investigación de PyDeSalud) y ha sido supervisada por un Comité Científico de Expertos en cáncer colorrectal. El equipo de investigación agradece el apoyo que ha recibido de diferentes instituciones para la elaboración del módulo de cáncer colorrectal y, especialmente, a las personas entrevistadas.

Detección precoz de cáncer colorrectal. Participación en programa de prevención: 1º etapa

Como política de salud pública se han establecido programas de detección precoz  (o cribado) de cáncer colorrectal ya que se trata de puede determinar la presencia de cáncer o células cancerosas sin que las personas tengan síntomas.

El cáncer colorrectal supone el 10-15% de todos los tumores, en los países occidentales se trata del segundo tumor en incidencia por detrás del cáncer de pulmón en el hombre y el de mama en la mujer (Europa Colon España, Cáncer Colorrectal. Cuestiones más frecuentes. Información a pacientes y familiares. 2009).

Participación en programa de prevención: 2º etapa

Si la primera prueba del programa de prevención de cáncer colorrectal, el Test de Sangre Oculta en Heces (TSOH) muestra indicios de sangre, es necesario realizar otra prueba, denominada colonoscopia. La colonoscopia permite conocer el origen o causa del sangrado. La colonoscopia consiste en la introducción de un aparato, llamado endoscopio, que dispone de una luz al final y permite visualizar el interior del colon y recto. Tiene una duración de entre 20 y 40 minutos y en los programas de prevención, la colonoscopia se realiza con sedación o anestesia (link con Glosario) para evitar molestias o dolores durante la realización de la misma. La colonoscopia también permite extirpar la mayoría de los pólipos si se detectan.

Diagnóstico de cáncer colorrectal

Algunas de las personas entrevistadas recibieron el diagnóstico de cáncer colorrectal en diferentes circunstancias. Algunas de ellas habían participado del programa de prevención, mientras que otras recibieron la noticia luego de haber acudido al médico de manera espontánea o por presentar síntomas.

Tratamientos del cáncer colorrectal

Existen diferentes tratamientos para el cáncer colorrectal, dependiendo del tipo de tumor. Mientras que un porcentaje de los pólipos cancerosos pueden extirparse durante la misma colonoscopia, otros requieren tratamiento más complejo como la cirugía y/o quimioterapia.

Una vez que las personas entrevistadas confirmaron el diagnóstico de cáncer colorrectal, algunos debieron comenzar tratamientos.

Toma de decisiones en detección precoz de Cáncer colorrectal

Respetando la normativa de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD),Ley 15/1999, el Equipo de PyDesalud garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal suministrados por los usuarios. Los mismos serán utilizados únicamente para los fines de investigación. Asimismo, se ha diseñado esta página web de acuerdo a las directrices de la Comisión Europea (2002) para ofrecer a los usuarios recursos informativos de calidad, conforme al Código de Conducta que establece la misma.

Herramienta de toma de decisiones en cáncer colorrectal: detección precoz

Recursos de Apoyo en Cáncer Colorrectal

Recursos de información y apoyo en cáncer colorrectal. Además del centro de salud u hospital donde acude habitualmente, existen otras organizaciones, como son las asociaciones de pacientes y familiares y científicas, que pueden ofrecerle consejo y ayuda. También hay páginas web en Internet en las que puede encontrar información adicional sobre el cáncer colorrectal. En este apartado encontrará enlaces a:

  • Asociaciones de pacientes
  • Fuentes de información
  • Asociaciones científicas

Referencias Bibliográficas

Glosario

A continuación se presenta un glosario de términos que le puede ser útil para comprender mejor algunos conceptos relacionados con el cáncer colorrectal:

Adenocarcinoma
Es una forma de cáncer maligno que tiene su origen en células de las glándulas de secreción, que son las encargadas de sintetizar determinados productos involucrados en el funcionamiento del organismo y de verterlos donde sean necesarios. Los adenocarcinomas son un conjunto de cánceres muy frecuentes puesto que se originan en un tipo de células que se encuentran en continua división celular y que presentan mayor riesgo de mutaciones. Pueden presentarse inicialmente en forma de adenoma (un tumor glandular que es benigno).

Beneficios relacionados con la detección precoz y el tratamiento 
Se refiere a la mejoría o ganancia que se obtiene al realizar alguna intervención diagnóstica o de tratamiento. El mayor beneficio de la detección y el tratamiento en fases tempranas es que aumenta las tasas de supervivencia de la enfermedad. Por ejemplo, la detección temprana o precoz del cáncer colorrectal permitiría identificar pólipos, cuya extirpación, en el momento mismo de la endoscopia, evitaría que dichos pólipos se convirtieran en cáncer con el paso de tiempo.

Biopsia
Extracción de tejido celular para que lo examine un patólogo.

Cáncer
Enfermedad en la que hay células anormales que se multiplican sin control y pueden invadir los tejidos cercanos. Las células de cáncer también se pueden diseminar hasta otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo y el sistema linfático. Se habla de diferentes tipos de cáncer (sarcoma, linfoma, leucemia, etc) según afecten a diferentes tipos de células.

Cirugía
Procedimiento para extirpar o reparar una parte del cuerpo, o para determinar la presencia de una enfermedad.

Colitis ulcerosa
Inflamación crónica del colon que produce úlceras en su revestimiento. Esta afección se caracteriza por dolor abdominal, calambres y descargas intestinales poco compactas de pus, sangre y moco.

Colon
Es la última porción del intestino grueso, donde se extrae el agua y las sales minerales de las heces antes de que sean eliminadas del cuerpo. Constituye, junto con el recto, la parte final del aparato digestivo. El colon comunica el intestino delgado con el recto que, a su vez, termina en el ano. Consta de cuatro partes consecutivas, que son: el colon ascendente, el colon transverso, el colon descendente y el colon sigmoide.

Colonografía por tomografía computarizada (colonografía-TAC) o colonoscopia virtual
Serie detallada de imágenes del interior del colon y recto creadas por un ordenador conectado con una máquina de rayos X. Una colonoscopia virtual es diferente de una colonoscopia convencional. En esta última, se usa un instrumento largo y con luz, llamado colonoscopio, que se introduce en el recto y el intestino grueso. La colonoscopia virtual se realiza en la sala de radiología de un hospital o un centro médico y no se requieren sedantes ni se utiliza ningún colonoscopio.

Colonoscopia
Es un examen del interior del colon y el recto con un instrumento especial llamado colonoscopio: un tubo que lleva en su extremo una pequeña cámara de vídeo con una luz que se inserta en el recto. Si durante el examen el médico observa  pólipos u otro tejido anormal, puede extraerlos y luego examinarlos para saber si son cancerosos o no.

Colostomía
Es un procedimiento quirúrgico en el que se saca un extremo del intestino grueso a través de una abertura hecha en la pared abdominal. Las heces que se movilizan a través del intestino drenan hasta una bolsa, llamada dispositivo de ostomía, adherida al abdomen. Se trata de un procedimiento que se realiza bajo anestesia general y que puede ser temporal o permanente, según la enfermedad o lesión. En la mayoría de los casos, las colostomías pueden ser reversibles. Una vez que se haya recuperado totalmente de la primera cirugía, es posible practicar una nueva para reconectar los extremos del intestino grueso.

Consanguinidad o consanguíneo
La consanguinidad es la relación de sangre entre dos personas: los parientes consanguíneos son aquellos que comparten sangre por tener algún pariente común.

Cribado (o cribaje)/Detección precoz/Screening de cáncer
Es la aplicación de cualquier tipo de prueba a personas aparentemente sanas para seleccionar aquellas que pueden tener una enfermedad concreta o mayor riesgo de padecerla. Todo resultado positivo de una prueba de cribado conlleva la realización de pruebas complementarias con el fin de confirmar el resultado.

Detección precoz
Se refiere a los procedimientos que se siguen para detectar una enfermedad antes de que llegue a desarrollarse completamente o en una fase asintomática o temprana

Enema opaco
Es un procedimiento en el cual se introduce un compuesto líquido de bario en el recto para obtener una radiografía del mismo. Se trata de un compuesto metálico, de color plateado-blanco, que ayuda a mostrar la imagen del tracto gastrointestinal en la radiografía.

Enfermedad de Crohn
Afección por la que el tubo digestivo se inflama durante un largo período de tiempo. La enfermedad de Crohn habitualmente afecta el intestino delgado y el colon. Los síntomas incluyen fiebre, diarrea, calambres estomacales, vómitos y pérdida de peso. La enfermedad de Crohn aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal y cáncer del intestino delgado.

Ensayo clínico
Estudio experimental en el que se pone a prueba el funcionamiento de un nuevo enfoque clínico (p. ej. un nuevo fármaco o tratamiento, o un nuevo método diagnóstico) o se compara con otro ya existente.Cada ensayo clínico pretende responder a preguntas científicas concretas e intenta encontrar mejores formas de prevenir, explorar, diagnosticar o tratar un problema de salud.

Para llevarlo a cabo, se sigue un protocolo o plan de acción que describe lo que se hará en el estudio, cómo se hará, por qué cada parte del estudio es necesaria y quién puede participar (p.ej personas sanas o con una determinada enfermedad, hombres o mujeres, etc). Un comité independiente debe aprobar y supervisar el protocolo para asegurarse de que los riesgos sean pequeños y los beneficios potenciales sean de cierto valor.

Grado (del tumor)
Descripción de un tumor según el nivel de anormalidad de sus células y la rapidez con que crece y se disemina. Los sistemas de asignación del grado para cada tipo de cáncer son diferentes.

Metástasis
Diseminación del cáncer de una parte del cuerpo a otra.

Mucosa
Tejido húmedo que recubre el interior de los órganos que están en contacto con el exterior del cuerpo, como el caso del aparato respiratorio, digestivo y genitourinario. Se asocia por lo general a glándulas que producen y segregan moco, una sustancia protectora densa y pegajosa.

Mutación
Alteración o cambio en la información genética de un ser vivo y que, por lo tanto, va a producir un cambio de sus características, que se presenta súbita y espontáneamente, y que se puede transmitir a la descendencia.

Oncogen
Gen anormal que procede de la mutación o activación de un gen normal llamado protooncogén. Los oncogenes son los responsables de la transformación de una célula normal en una maligna que desarrollará un determinado tipo de cáncer.

Oncología
Especialidad médica que estudia los tumores, tanto benignos como malignos, pero con especial atención a los malignos, esto es, al cáncer. Esta especialidad se ocupa del diagnóstico y tratamiento del cáncer, seguimiento de los pacientes, cuidados paliativos de pacientes en situación terminal, aspectos éticos relacionados con la atención a los enfermos con cáncer y estudios genéticos, tanto en la población general, como, en algunos casos, en familiares de pacientes (indicado en algunos tipos de tumores, en los que se conocen las bases tumorales. En España existen dos especialidades: la oncología médica y la radioterápica.

Oncólogo
Profesional especializado en la oncología. Es un especialista en enfermedades tumorales, pudiendo atender también a otros  padecimientos benignos (como quistes o pólipos). Se distinguen tres tipos de oncólogos:

  • El cirujano oncólogo, es aquel que se encarga de todos procedimientos relacionados con la cirugía de los tumores, desde una muestra o biopsia, hasta una cirugía mayor.
  • El oncólogo médico, se encarga del estudio de pacientes con casos sospechosos de cáncer, del estudio completo de los pacientes ya diagnosticados con cáncer, de orientar el correcto tratamiento del tumor y de calcular las dosis precisas de los medicamentos anti-tumorales utilizados.
  • El radio-oncólogo (radioterapeuta), se encarga del tratamiento del cáncer mediante el uso de la radiación, para lo cual utiliza aparatos especializados.

Patología
Rama de la Medicina que estudia la enfermedad en su sentido más amplio, es decir, como un proceso o estado anormal del organismo. De forma más específica, esta disciplina se encarga del estudio de los cambios bioquímicos y funcionales en células, tejidos y órganos asociados a la enfermedad. También se emplea este término para referirse al conjunto de síntomas de una enfermedad.

Patólogo
Especialista en la rama de la patología.

Pólipo
Tumoración o crecimiento que sobresale de una membrana mucosa. Puede malignizarse si no se extirpa.

Poliposis adenomatosa familiar (PAF)
Afección hereditaria en la que se forman numerosos pólipos en las paredes interiores del colon y el recto, los cuales aumentan el riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Psicooncología
Rama de la psicología encargada de la intervención, asesoramiento y acompañamiento de las personas afectadas de cáncer y sus familiares. Además, se encarga de mejorar las competencias de comunicación del equipo sanitario y de su interacción con los pacientes, así como de promocionar hábitos de vida saludables.

La Psicooncología es un campo interdisciplinar de la psicología y las ciencias biomédicas dedicado a la prevención, diagnóstico, evaluación, tratamiento, rehabilitación, cuidados paliativos y etiología (causalidad) del cáncer, así como a la mejora de las competencias comunicativas y de interacción de los sanitarios, además de la optimización de los recursos para promover servicios oncológicos eficaces y de calidad.

Quimioterapia
Tratamiento con medicamentos que destruyen las células cancerosas.

Radiología
Especialidad médica que se ocupa de generar imágenes del interior del cuerpo mediante diferentes agentes físicos (rayos X, rayos gamma, ultrasonidos, campos magnéticos, entre otros) y de su aplicación terapéutica para el diagnóstico y, en menor medida, para el pronóstico y el tratamiento de las enfermedades.

Radiólogo
Médico especialista en radiodiagnóstico. Su misión es manejar o supervisar diversas máquinas diagnósticas, además de interpretar imágenes. También realiza diversos procedimientos, tales como extirpaciones, drenaje de abscesos, desobstrucciones de vasos sanguíneos, etc.

Recidiva
Enfermedad que ha recurrido o que reaparece.En el caso del cáncer, reaparece por lo general después de un un tiempo en el que no ha podido detectarse, pudiendo volver al mismo lugar del tumor original (primario) o a otra parte del cuerpo. También se llama cáncer recidivante.

Recto
Constituye, junto con el colon, la parte final del aparato digestivo. El colon comunica el intestino delgado con el recto que, a su vez, termina en el ano. El recto recibe los materiales de desecho que quedan después de todo el proceso de la digestión de los alimentos, constituyendo las heces, que salen de aquí a través del ano. El recto está próximo a la próstata, la vejiga, el útero y los ovarios.

Rectorragia franca
Es un tipo de hemorragia que consiste en la pérdida de sangre roja o fresca a través del ano y que se presenta aislada y no asociada a las heces. El origen de este sangrado suele localizarse en el colon descendente y en el recto.

Riesgos relacionados con la detección precoz y el tratamiento
Es una medida de la magnitud de los daños de alguna intervención diagnóstica o de tratamiento.

Signo
Son todas aquellas manifestaciones objetivas, es decir que son observables o palpables por el médico y que ponen en evidencia alguna alteración o enfermedad.

Sigmoidoscopia
Es un examen en el que se utiliza un instrumento especial llamado sigmoidoscopio (un tubo que lleva en su extremo una pequeña cámara de vídeo con una luz) para ver dentro del recto hasta el colon sigmoideo en busca de pólipos, tumores o secciones anormales. Si durante el examen el médico observa  pólipos u otro tejido anormal, puede extraerlos y luego examinarlos para saber si son cancerosos o no.

Síndrome de Lynch / Cáncer de colon sin poliposis hereditario (CCSPH)
Trastorno hereditario por el cual las personas afectadas tienen una probabilidad más alta que la normal de padecer cáncer colorrectal y ciertos otros tipos de cáncer; con frecuencia antes de los 50 años de edad.

Síntoma
Manifestaciones apreciables solamente por el paciente, y que el médico no puede ver u objetivar, sino interpretar a partir de la descripción que hace el paciente.

Tejido
Grupo o capa de células que funcionan juntas para cumplir una función específica.

Terapia biológica
Tipo de tratamiento para el que se usan sustancias elaboradas por organismos vivos para tratar enfermedades. El cuerpo puede elaborar estas sustancias de forma natural o se pueden producir en un laboratorio.

Terapia dirigida
Tipo de tratamiento en el que se usan medicamentos u otras sustancias para identificar y combatir tipos específicos de células cancerosas y que causa menos daño a las células normales.

Test de sangre oculta en heces (TSOH)
Es un examen de las heces en busca de sangre oculta. Una muestra pequeña de heces se coloca en un recipiente especial que es llevado al laboratorio para que sea analizado.

Tumor
Masa anormal de tejido que resulta cuando las células se multiplican más de lo debido o no mueren cuando deberían. Los tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos). También se llama neoplasia.

Tumorectomía
Es la intervención quirúrgica que permite la extirpación del tumor y de la zona circundante.

Temas Relacionados

25 noviembre, 2019 in Cáncer colorrectal

Glosario de cáncer colorrectal

A continuación se presenta un glosario de términos que le puede ser útil para comprender mejor algunos conceptos relacionados con el cáncer colorrectal: Adenocarcinoma Es una forma de cáncer maligno que…
Leer más
23 septiembre, 2016 in Cáncer colorrectal

Radioterapia

En algunos casos es necesario realizar radioterapia. La radioterapia se basa en la administración de radiación ionizante tipo gamma cuyo objetivo es la destrucción de las células tumorales sin dañar…
Leer más
23 septiembre, 2016 in Cáncer colorrectal

Cirugía/Ileostomía

ILEOSTOMÍA En ocasiones los problemas con el intestino grueso (cáncer de colon y recto entre otras) solo pueden tratarse a través de una intervención quirúrgica denominada ileostomía. Una ileostomía se…
Leer más
23 septiembre, 2016 in Cáncer colorrectal

Cirugía / colostomía

Dependiendo del tipo de tumor y localización, uno de los primeros tratamientos que se realizan es la cirugía (colostomía). La cirugía que se realiza consiste en quitar el tumor y…
Leer más