Última actualización: 13-03-2020

Depresión

Este módulo ofrece información básica y fiable sobre la depresión (síntomas, causas, tipos de depresión, etc.). Usted también podrá conocer los diferentes tratamientos que existen para esta condición de salud, las principales pautas para el apoyo de amistades o familiares que estén afectados por este problema de salud, y un listado de recursos (asociaciones y sitios web) que podrán servirle de ayuda.

En la sección Experiencias de Pacientes también podrá encontrar las experiencias que narran otras personas en relación con la depresión. Además, este módulo ofrece una Herramienta de Ayuda con información sobre depresión que usted podrá compartir con su especialista y, juntos, tomar decisiones y elegir el tratamiento que mejor se ajuste a su condición de salud. Próximamente, tendrá la oportunidad de conocer las Necesidades de Investigación que han sido identificadas sobre este problema de salud.

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión es el trastorno mental más frecuentes. Su tasa de prevalencia (número de personas con depresión) es elevada y se ve incrementada progresivamente. Diez de cada 100 personas tienen un trastorno depresivo, aunque en algunos países la tasa de depresión puede ser mayor (20 de cada 100 personas). La depresión afecta a más mujeres que hombres (2 de cada 3 personas con depresión son mujeres).

Aproximadamente la mitad de las personas afectadas de depresión van a demandar ayuda profesional de los sistemas sanitarios, lo que supone elevados costes para el Sistema Nacional de Salud (el 33% del total de los costes destinados a la atención de la salud mental).

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que genera un profundo desánimo y sensación de infelicidad. Todas las personas se sienten tristes de vez en cuando, pero la depresión es mucho más que estar bajo de ánimo de forma pasajera. Por tanto, las personas que muestren síntomas de depresión deben acudir a un profesional para consultar su caso. Existen distintos tratamientos capaces de aliviar los síntomas y curar la depresión, aunque no debemos olvidar la capacidad de superación que poseen por sí mismas las personas afectadas de depresión, así como el efecto beneficioso que genera el apoyo de familiares y amigos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

La depresión se caracteriza por un conjunto de síntomas, por lo que un  síntoma aislado no indica que estemos pasando por un proceso depresivo. Asimismo, es importante destacar que estos síntomas pueden variar de una persona a otra y de un episodio depresivo a otro.

En la tabla que aparece a continuación se detallan los principales síntomas de la depresión. Durante dos semanas o más, las personas que padecen episodios depresivos experimentan algunos de los siguientes síntomas:

Si usted se siente identificado con algunos de estos síntomas y piensa que puede estar deprimido, consulte a su médico de familia o a un profesional especialista en salud mental (psicólogo, psiquiatra).

Síntoma Breve descripción
Humor depresivo La persona experimenta un profundo sentimiento de desánimo, tristeza o melancolía.
Pérdida del placer (anhedonia)
La anhedonia es la pérdida de interés o placer por las actividades cotidianas. En el área sexual, puede haber disminución o pérdida del deseo, excitación, o iniciativa. También disminuye y tiende a desaparecer el disfrute por el trabajo, el deporte o cualquier otra actividad que antes era gratificante.
Agotamiento La persona puede experimentar una disminución de la energía y un cansancio extremo, sin justificación aparente, que la lleva a una reducción del nivel de actividad. Tiene una fatiga física constante, y hasta la tarea más pequeña puede parecerle una tarea difícil o imposible de lograr.
Problemas cognitivos
La persona puede tener dificultades para atender, pensar, concentrarse y tomar decisiones.
Pérdida de confianza y sentimientos de inutilidad
La persona puede experimentar sentimientos de inutilidad e inferioridad, creer que todo lo ha hecho mal y recordar sus errores, incluso magnificándolos.
Ideas de culpa
La persona puede tener sentimientos de culpa exagerados sobre situaciones presentes o pasadas.
Visión sombría del futuro La persona presenta dificultad para ver el futuro con optimismo.
Autoagresiones La persona puede tener pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
Trastornos del sueño La persona puede tener problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido (insomnio), o tener exceso de sueño (hipersomnia).
Trastornos del apetito
La persona puede perder el apetito o puede experimentar un aumento significativo del apetito y peso.
Alteraciones psicomotoras La persona puede sufrir episodios de agitación, incapacidad para permanecer tranquila, estallidos de queja o de gritos. En el otro extremo se da lo que se denomina “lentificación psicomotora”, que se traduce en un hablar muy pausado y en movimientos corporales lentos.
Otros síntomas Llanto frecuente, ansiedad o sentimientos de angustia, irritabilidad, mal genio, preocupación excesiva por la propia salud física, ataques de pánico y fobias.

Según la cantidad, frecuencia e intensidad de los síntomas de la depresión, ésta puede clasificarse en:

  • Depresión leve: se diagnostica cuando una persona presenta pocos síntomas depresivos y éstos apenas interfieren en sus actividades personales, familiares, laborales o sociales.
  • Depresión moderada: se diagnostica cuando una persona tiene más síntomas depresivos, y es muy probable que éstos interfieran notablemente en sus actividades personales, familiares, laborales o sociales.
  • Depresión grave: se diagnostica cuando una persona tiene muchos síntomas depresivos, y éstos interfieren considerablemente en sus actividades personales, familiares, laborales o sociales.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

La depresión debe ser diagnosticada por un profesional cualificado: médico de atención primaria, psicólogo o psiquiatra. Sólo ellos podrán ofrecerle un diagnóstico fiable y, en caso necesario, pautarle el tratamiento que sea más adecuado para usted.

La valoración que usted haga (identificación de síntomas) o la que puedan hacerle conocidos, amigos o familiares, sólo debe servirle para darse cuenta de que no se siente bien o de que los demás no lo ven bien. En ambos casos deberá acudir a un profesional para que sea él quien valore si usted tiene depresión.

Habitualmente, la persona acude a consulta para expresarle al profesional qué es lo que le pasa, cómo se siente. Después el profesional le hará una entrevista o “evaluación diagnóstica” para conocer:

Si la persona ha experimentado síntomas o episodios depresivos con anterioridad, el profesional deberá conocer si fueron tratados y qué tratamiento se llevó a cabo.

IDENTIFICACIÓN DE SÍNTOMAS

 

Identificación de síntomas en depresión

¿QUÉ TIPOS EXISTEN?

La depresión representa uno de los distintos trastornos del estado de ánimo que existen.

Los trastornos del estado de ánimo se caracterizan por una alteración del humor y están divididos en: trastornos depresivos (trastorno depresivo mayor, trastorno distímico y trastornos depresivos no específicos), trastornos bipolares (trastornos bipolares tipo 1 y 2, trastorno ciclotímico y trastorno bipolar no especificado) y trastornos basados en otras causas (trastorno del estado de ánimo debido a enfermedad médica y trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias). Aunque, como vemos, existen otros tipos de trastornos del estado de ánimo, esta web está centrada en el trastorno depresivo mayor.

Clasificación Tipos Breve descripción
Trastornos depresivos Trastorno Depresivo Mayor Durante al menos 2 semanas, la persona tiene un estado de ánimo deprimido o una pérdida de interés o placer en casi todas las actividades que hace. Leer más
Trastorno Distímico Durante al menos los últimos 2 años, la persona tiene un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, la mayoría de los días. Leer más
Trastorno Depresivo no especificado Trastorno con síntomas depresivos, pero que no cumple los criterios diagnósticos para el trastorno depresivo mayor ni para el trastorno distímico. Leer más
Trastornos bipolares Trastorno Bipolar Tipo 1 Trastorno que se caracteriza por uno o más episodios maníacos o mixtos, habitualmente acompañados de episodios depresivos mayores. Leer más
Trastorno Bipolar Tipo 2 Trastorno que se caracteriza por la aparición de uno o más episodios depresivos mayores acompañados por al menos un episodio hipomaníaco. Leer más
Trastorno Ciclotímico Durante al menos 2 años, la persona presenta numerosos períodos de síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para un episodio maníaco, y numerosos períodos de síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio depresivo mayor. Leer más
Trastorno Bipolar no especificado Trastorno con características bipolares, pero que no cumple los criterios diagnósticos para ninguno de los trastornos bipolares (1 y 2). Leer más
Trastornos basados en otras causas Trastorno debido a enfermedad médica La persona tiene una acusada y prolongada alteración del estado de ánimo que se considera un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica. Leer más
Trastorno inducido por sustancias La persona tiene una acusada y prolongada alteración del estado de ánimo que se considera un efecto fisiológico directo de una droga, un medicamento, otro tratamiento somático para la depresión o la exposición a un tóxico. Leer más

¿QUÉ LA PUEDE CAUSAR?

Las causas de la depresión son diversas, aunque en algunos casos parezca que no existe un motivo que la justifique. Los estudios realizados muestran que la aparición de la depresión puede deberse a factores relacionados con las características de la persona, a factores externos a ella, o a ambos (factores psicosociales, genéticos, cambios bioquímicos, hormonales, etc.).

Experiencias positivas tales como una relación cercana con una pareja, amigos, familia o compañeros pueden ayudar a prevenir la depresión. Dentro de las posibles causas de la depresión encontramos factores psicosociales, factores genético

Factores psicosociales

Llamamos factores psicosociales a los “acontecimientos de vida” que experimenta una persona y a su estilo psicológico para afrontar las vivencias. Cuando una persona atraviesa una experiencia de vida no deseada, no esperada, o que puede suponer una amenaza para su vida, hablamos de “acontecimientos de vida estresantes”. Por ejemplo, la pérdida de un ser querido (por fallecimiento, ruptura de pareja, cambio de residencia, etc.), afrontar problemas (laborales, familiares, de pareja, etc.), o padecer una enfermedad grave o crónica (diabetes, infarto de miocardio, cáncer, accidente cerebrovascular, etc.), son experiencias de vida estresantes o traumáticas que pueden causar tristeza, malestar o desánimo. No obstante, la posibilidad de que finalmente se desarrolle un episodio depresivo dependerá, entre otros factores, de los estilos de pensamiento y de las estrategias de afrontamiento que la persona utilice para interpretar y superar los acontecimientos difíciles de su vida. También podrían influir otras características personales, tales como la baja autoestima (poca valoración de sí mismo), la autoexigencia, la dependencia interpersonal, etc.

Factores genéticos

En algunas familias la depresión se presenta con mayor frecuencia que el promedio de la población general, lo que muestra una cierta vulnerabilidad genética de sus miembros a padecerla. Esta vulnerabilidad no implica que la depresión se desarrolle en todos los casos.

Factores biológicos

Existen algunos estudios que señalan que ciertos cambios en el organismo pueden dar lugar a un trastorno depresivo. Veamos algunos ejemplos:

  • Cambios bioquímicos: Según la hipótesis bioquímica, las personas con depresión pueden presentar desequilibrios en unas sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores (como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina) . La descompensación de estas sustancias podría provocar el desánimo y abatimiento que experimenta la persona. La hipótesis bioquímica es la que justifica el uso de los medicamentos antidepresivos para regular los neurotransmisores.
  • Cambios hormonales: Niveles anormales de determinadas hormonas pueden jugar un papel fundamental en el desarrollo de la depresión. Un ejemplo de estas hormonas son los estrógenos, la progesterona y el cortisol.
  • Cambios orgánicos: La aparición de la depresión muchas veces se asocia a la existencia de una enfermedad física como, por ejemplo, la enfermedad de Parkinson, demencias o enfermedades víricas.

Factores de riesgo

  • Haber sufrido algún episodio depresivo en el pasado.
  • Vivir una pérdida, como el fallecimiento de algún ser querido.
  • Estar sometido a un fuerte estrés sostenido en el tiempo.
  • Experimentar fuertes cambios en el estilo de vida, como quedarse sin empleo o cambiar su lugar de residencia.
  • Experimentar soledad o tener problemas en las relaciones interpersonales.
  • Vivir situaciones conflictivas en el entorno (en el trabajo, hogar, etc.).
  • Haber sufrido traumas físicos o psicológicos.
  • Tener problemas de salud graves o crónicos.

Conozca que…

  • Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de depresión (consúltelo con su médico).
  • Abusar del alcohol o consumir otras drogas puede empeorar la depresión.
  • Algunas mujeres pueden ser más vulnerables a la depresión después del parto, especialmente si tienen alguno de los factores de riesgo ya mencionados.

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN?

Dependiendo de la gravedad (leve, moderada o grave) se recomiendan diferentes tratamientos para la depresión.

Espera vigilada
La “espera vigilada” no es un tratamiento. Es una alternativa que consiste en la observación activa de la evolución de la persona sin seguir un tratamiento determinado. En su lugar, la persona acudirá a revisiones clínicas periódicas (cada 2-3 semanas) con su profesional sanitario (médico de familia, psicólogo, psiquiatra) para comentar cómo han ido evolucionando sus síntomas. Esta opción es viable y recomendada cuando aún no se ha confirmado el diagnóstico de depresión o cuando los síntomas no afectan en gran medida a la persona (depresión leve). Leer más

Técnicas de autoayuda
Son todas aquellas técnicas y recursos que las personas pueden utilizar para mejorar su estado emocional. Leer más

Tratamiento psicológico (psicoterapia)
Existen distintas terapias psicológicas guiadas por un profesional de la salud mental (psicólogo o psiquiatra) que ayudan a modificar los pensamientos negativos, las actitudes y conductas típicas de la depresión. Leer más

Medicamentos antidepresivos
Estos medicamentos aumentan la disponibilidad de ciertas sustancias químicas en el cerebro que se denominan neurotransmisores, serotonina, dopamina, noradrenalina que intentan corregir el desequilibrio químico que ha provocado la depresión y mejorar el estado de ánimo. Leer más

Tratamiento combinado
Supone combinar en el tratamiento medicamentos antidepresivos y psicoterapia. Leer más

¿CÓMO AYUDAR?

Diversos estudios confirman que el apoyo de familiares y amigos ayuda a la recuperación de las personas con depresión. Si usted es familiar cercano (o amigo íntimo) de una persona que en la actualidad tiene depresión, a continuación le señalamos los principales pasos que podría llevar a cabo para ayudar a esa persona:

1. Pedir información

Le recomendamos que se ponga en contacto con el profesional (médico de atención primaria, psicólogo o psiquiatra) que atiende a su familiar/amigo. El objetivo de esta consulta es que el profesional:

  • Le enseñe cómo ofrecer apoyo. Por ejemplo:
    • Mostrando comprensión con la persona enferma
    • Reforzando los pequeños logros que vaya alcanzando
    • Escuchando por qué la persona cree que está deprimida, o respetando que no sepa identificar el origen de su problema
    • Emitiendo mensajes positivos
    • Confiando en los recursos personales de los que dispone la persona para recuperarse de la depresión
  • Le proporcione instrucciones o pautas sobre qué no hacer con la persona deprimida. Por ejemplo:
    • No quitarle importancia a su problema de salud
    • No culpabilizar a la persona de su depresión
    • No obligarla a que haga cosas para que se anime
    • No quitarle todas sus tareas cotidianas

2. Colaborar

  • Usted puede colaborar durante el proceso de la depresión de distintas formas. Por ejemplo:
    • Acompañando a la persona a las citas con su médico, psiquiatra o psicólogo. En estas citas, usted podría aportar información sobre el ambiente familiar, social y laboral de la persona con depresión, y que usted considere útil para que el profesional comprenda la aparición del problema
    • Supervisando que la persona se tome la medicación (en el caso de que se la hayan prescrito)
    • No dejando sola a la persona en el caso de que tenga ideas de suicidio elaboradas

3. Buscar apoyo

Los cuidadores o miembros más allegados a las personas con depresión pueden llegar a desarrollar una gran preocupación y síntomas de agotamiento o estrés, sobre todo si el problema se sostiene en el tiempo (depresión crónica). Por ello, es necesario que estas personas, aunque asuman el papel de cuidadores, no descuiden sus momentos de descanso y de ocio. De este modo, podrían aliviar el agotamiento acumulado y afrontar de una manera más positiva el acompañamiento de la persona con depresión.

Las familias también pueden apoyarse en Asociaciones de Familiares de Enfermos con Depresión o en grupos de ayuda mutua.

EXPERIENCIAS DE PACIENTES

En este modulo encontrará las Experiencias de pacientes que han vivenciado episodios o trastornos depresivos (únicos o recurrentes) y que han sido diagnosticados por un profesional sanitario.

A partir del relato de las personas entrevistadas podrá conocer los diferentes modos de gestionar este proceso, mediante una galería de audios y vídeo en la que se describen las diferentes etapas de la enfermedad: cómo se sintieron antes y después del diagnóstico, que tipo de tratamiento realizaron y qué efectos les produjeron, cómo enfrentaron aspectos familiares, y sociolaborales, además de las recursos de información y apoyo con los que contaron y las actividades gratificantes que realizaron durante su etapa de recuperación.

Esta sección es producto de un riguroso proceso de investigación cualitativa desarrollada por el equipo interdisciplinario de especialistas en ciencias sociales y biomédicas del Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud y ha sido supervisada por un Comité Científico de Expertos en Salud Mental y Depresión. El equipo de investigación agradece muy especialmente la participación y el compromiso demostrado por todas las personas entrevistadas y a las diferentes instituciones que brindaron su apoyo para la elaboración del módulo sobre depresión.

Para acceder a la galería de audios, vídeos y fragmentos textuales de las entrevistas, pinche en el listado de temas que visualiza en la columna de la derecha.

LA VIDA ANTES DE LA DEPRESIÓN

Los participantes de este estudio describen los cambios que percibieron en algunos aspectos de su vida que marcaron un antes y un después: una vida normal- antes de la depresión – y la que vivieron durante la depresión.

A continuación nos comentan que su día a día, su manera de sentir, pensar y hacer en su medio habitual, les advertía que algo había cambiado.

Al referirse al período en que comenzó la depresión describen sensaciones de pérdida o disminución de algunas capacidades con las que contaban antes de la depresión o de ciertas aptitudes para realizar actividades que hasta entonces eran habituales. Pérdida de alegría, independencia, fortaleza, vitalidad.

ITINERARIO TERAPÉUTICO

¿Cómo accedieron a los servicios de salud?

Las personas entrevistadas en este estudio acudieron a los servicios de salud en diferentes circunstancias: cuando reconocieron luego de un período de malestar que no se encontraban bien de salud; o cuando por la intensidad de sus síntomas se vieron obligadas a pedir ayuda rápidamente y también por recomendación de sus familiares o personas allegadas que decidieron ayudarles acompañándolos a realizar una consulta profesional.

Estas personas buscaron atención profesional ya fuera en el sistema sanitario público, o a través de asistencia profesional privada. En el sistema público, lo habitual es acudir al/la médico de familia o de cabecera.

Algunas personas accedieron al sistema sanitario público a través de los servicios de urgencias por presentar síntomas más severos. En otros casos menos habituales, debido a que la persona se encontraba en una grave situación de crisis que podía poner en riesgo su vida – como es el caso de intento de suicidio – acudieron a urgencias acompañados por un familiar o bien fueron asistidos directamente en un Centro de Salud Mental (Prevención de la conducta suicida).

A partir de allí comenzaron el tratamiento con el médico de cabecera o bien con las/los especialistas – psiquiatras, psicólogo/a clínico/a, que son los realmente autorizados en la red pública de salud.

Con respecto a la atención médica privada, generalmente las personas concurrieron directamente a un centro de salud mental o a un consultorio de psicólogo/a o psiquiatra. Las personas entrevistadas cuentan sus vivencias y sus valoraciones y experiencias, frente a los diferentes caminos que realizaron.

BÚSQUEDA DE INFORMACIÓN

Algunas de las personas participantes en este estudio iniciaron la búsqueda de información sobre la depresión cuando recibieron su diagnóstico o cuando comenzaron a recuperarse para entender mejor qué les había ocurrido y prevenir posibles recaídas. Mientras que algunos realizaron esta búsqueda con la ayuda o guía de los profesionales que los atendieron, otros lo hicieron por iniciativa propia. También un grupo de personas, por diversos motivos, no sintieron la necesidad de buscar información extra a la recibida por los profesionales que los atendieron.

EL ESTIGMA DE LAS CONDICIONES DE SALUD MENTAL

Las personas entrevistadas en este estudio muestran varias formas en las que, según sus propias experiencias, sintieron el estigma de tener un diagnóstico de salud mental.

EL PROCESO DE RECUPERACIÓN: SENTIRSE MEJOR POCO A POCO

Las personas entrevistadas cuentan que fueron diversos los motivos que colaboraron para que comenzara, muy lentamente, el proceso de recuperación. Habitualmente fueron varios motivos entrelazados los que potenciaron la recuperación. Sin embargo, cada persona desde su experiencia pone el acento en un aspecto diferente y describe caminos particulares.

Toma de decisiones en depresión

La toma de decisiones compartida en depresión (TDC) es una forma de trabajo conjunta entre el paciente y el profesional sanitario para elegir entre dos o más opciones diagnósticas o terapéuticas sobre las que puede existir incertidumbre. Para favorecer este proceso, se han desarrollado las “Herramientas de ayuda para la toma de decisiones compartida (HTDC)”, intervenciones que pueden presentarse en distintos formatos: folletos, cuadernillos, vídeos, DVD, páginas web o programas interactivos.

A continuación le mostramos una Herramienta de ayuda en formato web sobre depresión, elaborada por miembros del Servicio de Evaluación del Servicio Canario de la Salud, contando con la colaboración de expertos en salud mental. Esta Herramienta de ayuda está dirigida a personas adultas diagnosticadas con depresión (episodio depresivo mayor, trastorno depresivo mayor), así como a personas que no han sido diagnosticadas pero dudan sobre si tienen o no depresión.

Esta Herramienta de ayuda NO está dirigida a personas con trastorno bipolar, personas con depresión mayor que tienen un trastorno físico o mental adicional, o personas con trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias. No obstante, las personas con otros trastornos del estado de ánimo como la distimia, la depresión postparto o el trastorno disfórico premenstrual, podrían beneficiarse parcialmente de la información presentada.

Herramienta de ayuda para la toma de decisiones compartida

NECESIDADES Y PRIORIDADES DE INVESTIGACIÓN EN DEPRESIÓN

Como muchas otras personas que conviven con un problema de salud crónico, las personas afectadas un trastorno depresivo pueden identificar, producto de su experiencia con su condición de salud, áreas que requieren más información o investigación, ya sea para mejorar el proceso de atención o aspectos relacionados con su calidad de vida.

Con el propósito de aprovechar este conocimiento y la perspectiva que los pacientes pueden brindar, el equipo de PyDeSalud ha diseñado el módulo de Necesidades y Prioridades de Investigación.

Para desarrollar esta línea de investigación participativa contamos con pacientes que han padecido depresión que nos han propuesto temas a investigar. Junto a profesionales sanitarios e investigadores de salud mental, los pacientes determinan la prioridad de los temas planteados, aplicando una metodología llamada Delphi. Este método consiste en valorar diferentes temas propuestos mediante cuestionarios virtuales hasta alcanzar un consenso en el grupo sobre cuáles son los temas más importantes y su nivel de prioridad. Entre las distintas rondas de preguntas se ofrece retroalimentación; es decir, se muestran de forma anónima las respuestas de los distintos miembros del grupo.

Como en otras fases y líneas de investigación desarrolladas para la plataforma PyDeSalud, todos los participantes autorizaron su inclusión en el estudio mediante la firma de un consentimiento informado, preservando siempre el anonimato de sus respuestas, tanto para el resto del grupo como en la publicación de los resultados finales.

El módulo de Necesidades y Prioridades de Investigación en Depresión se ha desarrollado mediante la combinación de metodología cualitativa (entrevistas en profundidad) y la técnica de consenso Delphi (descrita previamente).

Los temas identificados a partir del módulo de Experiencias de pacientes con Depresión contenían tres bloques temáticos con los siguientes ítems, que fueron ordenados para conformar la RONDA 1 del cuestionario Delphi. Se solicitó a los participantes que puntuaran del 1 al 10 cada uno de ellos, según la necesidad de investigación que consideraba que tienen (donde 1 es el más importante y 10 el menos importante).

BLOQUES TEMÁTICOS

Los participantes identificaron tres bloques temáticos:

  • Relacionados con de Investigación clínica o biomédica en depresión.
  • Relacionados con atención, cuidado y seguimiento.
  • Relacionados con aspectos socioeducativos.

Además, el cuestionario presentaba una pregunta abierta para que los participantes pudieran reflejar otras temáticas no mencionadas en el listado anterior: “En relación con la depresión, ¿qué aspectos considera que se deberían investigar en la actualidad y a corto plazo?”

De acuerdo con las respuestas otorgadas por los participantes en la RONDA 1 de preguntas y sus puntuaciones medianas, se ordenaron solamente una selección de temas, tomando como criterio las puntuaciones medianas obtenidas en cada uno de ellos. En la RONDA 2 se les solicitó una vez más que puntuaran del 1 al 10 el grado de prioridad que le otorgaba a cada uno de ellos, teniendo en cuenta que 1 supone la máxima prioridad. Se les aclaró que la puntuación otorgada en la RONDA 2 podía diferir en relación con la primera. Asimismo, se les adjuntó un documento donde cada participante podía consultar si lo deseaba, las puntuaciones del grupo para cada ítem, siempre preservando el anonimato.

NUEVOS TEMAS PROPUESTOS. En este bloque también se suministraron nuevos temas de investigación propuestos en la RONDA 1 solicitando a cada participante que otorgara el grado de prioridad subjetiva.

Tras este proceso, el grupo de expertos alcanzó un consenso sobre cuáles deben ser los temas que requieren más investigación y son prioritarios en relación con el trastorno depresivo.

El siguiente gráfico refleja el proceso metodológico y los temas prioritarios identificados mediante consenso:

RECURSOS DE INFORMACIÓN Y APOYO EN DEPRESIÓN

Además del centro de salud u hospital donde acude habitualmente, existen otras organizaciones, como son las asociaciones de pacientes y familiares, que pueden ofrecerle consejo y ayuda. También hay páginas web en Internet que actúan como recursos de información y apoyo en depresión. En esas web se puede encontrar información adicional sobre la depresión. En este apartado encontrará enlaces a:

  • Asociaciones de pacientes
  • Fuentes de información

Asociaciones de pacientes

ÁMBITO ASOCIACIÓN
Cádiz Bello Amanecer – Asociación de Personas con depresión y/o Ansiedad
Córdoba AFEMVAP- Asociación de Familiares y Enfermos mentales del Valle de los Pedroches
Granada AMENSA – Asociación Mente Sana
Granada SAPAME – Asociación Salud para la Mente
Granada En Primera Persona – Federación Andaluza de Asociaciones de Usuarios/as Salud Mental
Málaga AFESOL – Asociación de Familiares y enfermos Mentales de la Costa del Sol
Málaga ADUSMAX – Asociación de Usuarios/as de Salud Mental de la Axarquía
Málaga ALFARALA
Málaga TOPATOS – Asociación Cartaza
Zaragoza AFDA – Asociación de Trastornos Depresivos de Aragón
Baleares ABUSAM – Asociación Balear de Usuarios de Salud Mental
Santa Cruz de Tenerife ATELSAM – Asociación Tinerfeña en Lucha por la Salud Mental
Barcelona ACTAD – Asociación Catalana para el tratamiento de la ansiedad y depresión
Barcelona ADEMM – Associació Pro Salut Mental de Catalunya
Madrid AFEM – Asociación de Familiares de Personas con Enfermedad Mental
Nacional FEAFES – Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental
Alicante ADIEM VEGA BAJA – Asociación para la Defensa e Integración del Enfermo Mental de la Vega Baja
Alicante AFEMA – Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Alicante
Alicante AFEM – Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de la Marina Baixa
Alicante AFEP-EPC – Asociación de familiares de enfermos psíquicos de Elda, Petrel y Comarca
Alicante AFEPVI – Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental del Alto Vinalopó
Alicante AFIEM – Asociación de Familiares para la Integración del Enfermo Mental
Alicante AIEM – Asociación para la Integración de Enfermos Mentales de Alicante y provincia
Alicante ASFEME – Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de Elche, Crevillente, Santa Pola e Isla de Tabarca
Alicante AMADEM – Associació d´amics de La Marina Alta d´ajuda alts malalts mentals
Castellón AFEM-L´ALT MAESTRAT – Asociación de familiares de enfermos mentales
Castellón ALAI-TP – Asociación Levantina de Ayuda e Investigación de los Trastornos de Personalidad
Castellón AFDEM – Asociación de Familiares para los Derechos del Enfermo Mental
Valencia AFARADEM – Asociación de Familiares y Allegados de La Ribera Alta para los Derechos del Enfermo Mental
Valencia AFEM RB – Asociación de Familiares y Enfermos Mentales de la Ribera Baja
Valencia AFEMBBB – Asociación de Familiares de Enfermos Mentales Burjassot-Benimamet-Beniferri
Valencia ASAEM – Asociación de La Safor de Ayuda a Enfermos Mentales
Valencia ASIEM – Asociación para la Salud e Integración del Enfermo Mental
Valencia FEAFES CV – Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de la Comunitat Valenciana
Valencia AASAM – Asociación en Apoyo a la Salud Mental
Valencia ADIEMSA – Asociación para la Defensa e Integración del Enfermo Mental de Sagunto y Comarca
Valencia ACOFEM-13 – Asociación de familiares de enfermos mentales de La Costera y del área 13
Valencia ADIEM – Asociación para la Defensa e Integración de los Enfermos Mentales
Valencia ACOVA – Asociación ayuda a personas con enfermedad mental de la Comunidad Valenciana
Badajoz FEAFES-AEMIS – Asociacion de personas con Enfermedad Mental grave para la Integracion Social

Referencias Bibliográficas

 

Glosario

Anhedonia
Incapacidad para experimentar placer. Pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades. Se considera una falta de reacción a los estímulos habitualmente placenteros.

Beneficio del tratamiento
Mejoría que se obtiene al realizar un determinado tratamiento para un problema de salud.

Cortisol
Hormona que se libera como respuesta al estrés y a un nivel bajo de glucocorticoides en la sangre. Sus funciones principales son incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico y ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos.

Disfunción eréctil
La disfunción eréctil o “impotencia” es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual. La palabra “impotencia” también puede usarse para describir otros problemas que afectan la relación sexual y la reproducción (por ejemplo, falta de deseo sexual, problemas con la eyaculación o el orgasmo). Muchos medicamentos comunes -medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, antidepresivos, tranquilizantes, supresores del apetito y cimetidina (un medicamento para la úlcera)- pueden causar disfunción eréctil como efecto secundario.

Disfunción sexual
Dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (deseo, excitación, orgasmo o resolución) que evita que cualquier miembro de la pareja disfrute de la actividad sexual. La disfunción sexual es un efecto secundario común de algunos medicamentos, especialmente de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

Dopamina
Hormona que cumple funciones de neurotransmisor en el sistema nervioso central. Pertenece al grupo de las catecolaminas. En el sistema nervioso, su función es activar los cinco tipos de receptores de dopamina (D1, D2, D3, D4 y D5) y sus variantes.

Efecto fisiológico
Efecto que ocasiona cambios en el organismo cuando una persona padece una enfermedad.

Efecto secundario
El efecto secundario hace referencia a la acción que posee un medicamento, además de su cualidad curativa, que no es el deseado o tiene carácter negativo. Por ejemplo, los antihistamínicos utilizados contra la alergia producen casi siempre somnolencia.

Episodio depresivo grave
Durante un episodio depresivo grave, la persona puede experimentar baja autoestima, sentimientos de inutilidad o de culpa significativos, angustia o agitación considerable o, en algunos casos, inhibición de la conducta. El riesgo de suicidio es importante en los casos particularmente graves. Durante este episodio la persona tiene una gran dificultad para continuar con sus actividades laborales, familiares y sociales.

Episodio depresivo leve
Durante un episodio depresivo leve, la persona suele presentar ánimo depresivo, pérdida de interés y capacidad de disfrute, y aumento de la fatiga. También presenta algunas dificultades para llevar a cabo sus actividades laborales, familiares y sociales, aunque es probable que no las deje de hacer por completo. El episodio debe durar al menos dos semanas y ninguno de los síntomas está presente en un grado intenso.

Episodio depresivo moderado
Durante un episodio depresivo moderado, deben estar presentes al menos dos de los tres síntomas más típicos descritos para el episodio depresivo leve. Es probable que varios de los síntomas se presenten en grado intenso, aunque esto no es esencial si son muchos los síntomas presentes. El episodio depresivo debe durar al menos dos semanas. Habitualmente, la persona suele tener grandes dificultades para poder continuar desarrollando sus actividades laborales, familiares y sociales.

Estilos de pensamiento
Es la forma de pensar que desarrollamos a lo largo de nuestras vidas, a partir de nuestra relación con el mundo y nuestro entorno. Estos estilos pueden ser adecuados o inadecuados.

Estrategias de afrontamiento
Son las habilidades concretas y específicas que utilizan las personas cuando se enfrentan a una situación.

Estrógenos
Hormona femenina que regula diversos neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina y serotonina.

Fase aguda
Fase del tratamiento que se extiende desde el inicio del episodio depresivo hasta la remisión completa del episodio.

Fase de continuación
Fase del tratamiento que se inicia tras la remisión completa de los síntomas.

Fase luteínica
Período del ciclo menstrual que sigue a la ovulación, caracterizada por el desarrollo del cuerpo lúteo, el aumento de la producción de progesterona por el ovario y la secreción por el epitelio glandular del endometrio. La fase luteínica comienza con la ovulación y termina con el comienzo de la menstruación.

Fase residual
Período que ocurre cuando se han ido los síntomas de una enfermedad o el síndrome completo.

Fluctuación del estado de ánimo
Cambios en el estado de ánimo que pueden variar entre momentos de euforia a momentos de tristeza.

Intercurrente
Una complicación o una enfermedad que ocurre en el curso de otra enfermedad.

Labilidad afectiva
Inestabilidad del estado afectivo en el que se producen cambios con una gran facilidad. Es propio de ciertos trastornos emocionales y neurológicos.

Mecanismo fisiológico
Conjunto de efectos fisiológicos que producen una acción determinada en el organismo.

Neurotransmisor
Sustancia química que transmite información de una neurona a otra atravesando el espacio que separa dos neuronas consecutivas, provocando respuestas musculares, glandulares y neuronales. Esta sustancia juega un papel importante en cómo las personas experimentan sensaciones, pensamientos y sentimientos. Un desequilibrio de los neurotransmisores puede causar depresión.

Noradrenalina
Hormona segregada por las glándulas suprarrenales durante las situaciones de estrés, y también tiene función de neurotransmisor.

Principio activo
Componente de un medicamento que le aporta la propiedad medicinal.

Progesterona
Hormona secretada por los ovarios en las mujeres y las glándulas suprarrenales en ambos sexos. Tiene efectos tranquilizantes ytermógenos .

Recidivante
Reaparición de una enfermedad después de padecerla, o adjetivo de una enfermedad en la que el paciente recae.

Remisión
Disminución de los síntomas hasta un nivel considerado normal en términos de población general. Se denomina remisión parcial si aun siguen presentes algunos síntomas, llamados síntomas residuales.

Respuesta al tratamiento
Disminución clínicamente significativa de los síntomas como consecuencia de la aplicación de un tratamiento.

Serotonina
Neurotransmisor que se sintetiza a partir del aminoácido triptófano. En el cerebro las vías serotoninérgicas ejercen principalmente un control inhibidor. La serotonina o 5HT está relacionada con los estados emocionales y el estado de ánimo. Está presente en las células del intestino, en las plaquetas y en las neuronas.

Síndrome de supresión de medicamentos antidepresivos
Este síndrome puede ocurrir cuando se deja de tomar de repente un medicamento antidepresivo. Aunque no es peligroso ni puede causar la muerte, y normalmente desaparece en una semana, se caracteriza por una serie de síntomas frecuentes como: ansiedad, sensación de tristeza, irritabilidad, fatiga, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, mareos.

Síntoma
Es la referencia subjetiva que da una persona por la percepción o cambio que reconoce como anómalo, o causado por un estado patológico o enfermedad. El término “síntoma” no se debe confundir con “signo”, ya que este último es un dato objetivo y objetivable. El síntoma es un aviso de que la salud puede estar amenazada por algo psíquico, físico, social o por una combinación de estos factores.

Síntomas vegetativos
Conjunto de síntomas que incluyen los trastornos del sueño, del apetito, los cambios en el peso y el cansancio o fatiga. Estos síntomas suelen estar presentes en los episodios depresivos.

Termógeno
Que produce calor.

Temas Relacionados

19 junio, 2020 in Depresión, Noticias

Toma de Decisiones Compartida con jóvenes con problemas de salud mental: algunas sugerencias para familiares y cuidadores

En el contexto de la atención sanitaria a jóvenes con problemas de salud mental, el modelo de Toma de Decisiones Compartida (TDC) se entiende como un proceso colaborativo en el…
Leer más
15 julio, 2015 in Depresión, Experiencias de pacientes

Prevención y tratamiento de la conducta suicida

La persona que padece depresión suele sentirse habitualmente triste o fatigada, también puede tener, en algunos casos, pensamientos sobre la muerte o el suicidio. Las ideas de suicidio son uno…
Leer más
19 febrero, 2015 in Expertos

Jaime Smith Semprún

Fundador y Vicepresidente del Programa Alianza para la Depresión. En 1995 fundó Alianza para la Depresión, una asociación de grupos de autoayuda que, a lo largo de estos años, ha…
Leer más
19 febrero, 2015 in Expertos

Rafaela Santos Rivas

Psiquiatra. Presidenta de la Fundación Humanae. Psiquiatra y Médico Psicoterapeuta (Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid), desarrolló su Doctorado y Diplomatura de Estudios Avanzados en Neurociencia (UCM). Miembro Fundador…
Leer más